Tratamiento y desinfección de aguas

Saneamiento con ozono

Tradicionalmente, se ha usado el cloro y sus derivados para la desinfección y purificación del agua, pero estos productos tienen el inconveniente de que su olor y sabor no son del todo recomendables para la salud.

El ozono no puede ser almacenado ni transportado como otros gases industriales, porque rápidamente se reconvierte en oxígeno; por este motivo, debe ser producido en el lugar donde será utilizado. Los generadores de ozono son capaces de producir este gas artificialmente, mediante la generación de una alta tensión eléctrica, llamada “efecto corona”.

La generación de ozono tiene varias aplicaciones: eliminación de malos olores y desinfección del aire, tratamiento y purificación de aguas, y electromedicina (ozonoterapia). En el tratamiento de las aguas, el ozono descompone los organismos vivos sin dejar residuos químicos que puedan afectar la salud de las personas o el sabor del agua.

Aguas de uso doméstico y urbano

Tratamiento de agua potable contra bacterias, materias orgánicas, detergentes, pesticidas.
Tratamiento de aguas de boca, depósitos de agua de viviendas.
Desinfección de piscinas, spas, jacuzzis …
Eliminación de olores, gérmenes y bacterias.

Aguas de uso recreativo, gimnasios y equipamientos deportivos

Gimnasios, instalaciones deportivas, piscinas públicas y privadas.
Balnearios, aguas termales …

Agua sanitaria

Piscina y Spa

Gimnasios

Aguas de uso industrial

Saneamiento con ozono

Potabilización y reutilización de aguas residuales.
Tratamientos de ozono en plantas potabilizadoras.
Lavados industriales.
Torres de refrigeración
Lavadores de coches, tintorerías industriales, fábricas de bebidas y cervezas …
Tratamiento de depósitos y balsas de carácter industrial.
Protección contra algas y contra la legionela.

Aire acondicionado

desinfeccion-instalaciones-ozono

Instalaciones

Depósitos